[19/03/2017] El ministro de Defensa supervisó la distribución de desayuno entre la población damnificada. Se repartieron 1,500 panes Pachacútec, y mil raciones de avena con leche e igual número de huevo cocido, todo ello preparado en dos cocinas de campaña del Ejército trasladadas hasta la zona de atención.